lunes, 23 de febrero de 2015

¡QUÉ SI YO CONOCÍ A NATALIA!



¡QUÉ SI YO CONOCÍ A NATALIA!

         ¡El que no la conoció, ni es leonés
         ni es revolucionario!

***

Una vez, con Sócrates Flores Vivas,
Panchito el mecánico,
y yo de “cumiche”,
pusimos una bandera del FLN
en la esquina de la Botica Juan de Dios Pineda.
lo que es hoy el “Santos Bárcenas”.

Y Sócrates fue donde “La Tía”:
Natalia Ramos Ríos,
no sé a qué.
A lo mejor ella era la que confeccionaba
o conseguía las telas  de color “roja y negra”,
que ya en León, daba, una especie de “culillo”.

Era en el barrio El Laborío
de León, en el tiempo que todavía existía la Piñuela.
Y Fíjense que no llevaba la “S” en las siglas.

Y con la Natalia, hicimos contacto con “Payito”:
Rafael Lacayo Zamora, al hermano que lo maqueó
el torturador y criminal del “Coto” Tórrez en Managua,
y que casi lo verguea “Payito”, y que tiempos después
se repetiría esta rebeldía en Selim Shible,
¡Eran bravos  de verdad!

Y recorrieron la casa de Natalia:
con confianza
con seguridad. ¡Temple de mujer!
¡Aquel!
José Benito Escobar
y Enrique Lorente Ruiz
Alberto Tinoco
Luisa Amanda Espinoza
y Danilo Rosales Arguello
con Mercedes Tinoco (La Negra)
Se suman a esa pléyade
de hombres y mujeres
María Haydee Terán (Comadre de José Benito)
Y Natalia María, en su sencillez bella, ella daba
el alimento
y su albergue sacrosanto
sin ese pedir, gesto incómodo,
que algunos practican,
pero ELLA
de corazón bondadoso y valiente,
a toda prueba daba, sin esperar nada.

Y siguieron pasando:

Jorge Sinforoso Bravo
Francisco Moreno Avilez
Julio Moradel
Aurora Rosales (casa de seguridad de Enrique)
El glorioso Jacinto Baca Jerez
Regis Mairena
Fernando Arriaza López (Chilillo)
René Maradiaga Paniagua (REMAR),
y, todos ondeando la bandera de Espíritus Bellos!
Y ella, perfumada de bondades en su perseverancia.
en la que la PALABRA DICHA
era palabrada DADA.
Honor, entrega, sacrificio.
Mística sencilla y luminosa de Natalia:

Y, que acompañaste a:

Oscar Salgado
Richard García Navas
Agustín Rodríguez Moya
Isabel Reynaldo Puerto Laínez
(el acompañante de Jacinto,
aquel 9 de noviembre del 69).
Y, a René Carrión, nuestro entrañable
hermano, “el que no habló”, hasta
que le exprimieron su vida.

Del 59 se cuenta, qué se te vio erguida,
en la marcha del 23 de julio,
en la que resultaste herida
en tus dos piernas… Y no desististe,
y seguiste en el trayecto.
El recorrido ha sido largo, Natalia,
y cumpliste fielmente tus compromisos
y que me dijiste: “Amores son obras, no razones”,
más o menos así. Y en realidad,
tus bondades y demás virtudes,
enalteciste el HONOR de CARRIÓN
y de todos
y de todas
cuando de tu casa se preparaban para salir
al Cerro Santa Clara o al San  Jacinto,
y me dice Agustín Rodríguez,
que a veces iban al San Cristóbal
y que la trepada era costosa,
trepaban y no avanzaban,
¡Ah, tiempo, cuando el boscaje era hermoso!
Casi era inaccesible.

***
Y trasegaste “La Chispa” de Jacinto,
cuando florecieron ¡Los Jacintos!
Y “pateaste” caminos, trochas y veredas
para llevar de la mano
y meter y sacar compañeros
de territorio hondureño, a nuestro sagrado bastión.
Y la guía, la “Baqueana”, aquella viejita linda,
“La Abuela”, la Legendaria, Eloísa Altamirano,
hábil y experta, en caminos  y atajos.

***
Natalia, no te pude decir ¡Presente!, en el momento.
requerido…
¡Pero Estarás en mi Corazón por Siempre!

¡NATALIA!
TU HERMANO TE DICE ¡¡¡PRESENTE!!!


10:39 a.m. sábado 21 Feb. 2015
Edicamen
Col. 4 de Mayo. Zaragoza.


domingo, 15 de febrero de 2015

LEÓN DE NICARAGUA


AÑOS IDOS. UNA CALLE LEONESA EMPEDRADA.
PRIMERA CALLE SUR-ESTE (Fot.: tomada de este a oeste).Se aprecia el Laboratorio: Foto Cisneros de Don José Santos Cisneros.Casi enfrente a la pieza de atrás, 

casa de doña Modesta Montalván.
En esa calle, mano izq. recuerdo a Miscelánea Orlando García (en el tope), Joyería Santos y Camisa "Gingy". En la propia esquina se construyó la Texaco del Mercado Central.


Mis padres y yo (1946)
Fíjense: firma de fFto,Cisneros
Calidad de foto (69 años tiene).


Se dice que Rubén Darío, antes de morir, le preguntó al maestro Jorge Navas Cordonero. ─Sí, yo muero, ¿que pondría usted sobre mi tumba? Le contestó, Navas: ─Un León doliente. Entonces Rubén, le manifestó: ─¿Entonces debo encomendarme a San León? Y, la respuesta del maestro escultor, fue: ─No, el León representa a tu pueblo querido, el León, que por siempre te llorará. Y, si vemos bien: El león, llora, con una garra sobre el arpa y con la otra sostiene un ramo de laurel (1916). 

jueves, 12 de febrero de 2015

martes, 3 de febrero de 2015

HOMENAJE AL POETA EDMUNDO ICAZA MUNGUÍA

Iglesia de Zaragoza. León, Nicaragua. A. C.
De esta iglesia, 20 vrs. al oeste (o hacia abajo)
SERÁ EL RECITAL 6:00 p.m. 3 Febrero 2015
DEDICADO AL POETA EDMUNDO ICAZA MUNGUÍA
Casa de la Dra. Poeta y Declamadora, Vida Icaza.

lunes, 2 de febrero de 2015

VENTA DE LIBROS DE POESÍA


VENTA DE LIBROS DE POESÍA

"HOJAS SUELTAS..." y "EN LA TAPISCA DE MIS VERSOS". En preparación "LA VOZ QUE NO PUDIERON CALLAR".

Yo vivo en el Barrio de Zaragoza. Exactamente, de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, 1c. al Oeste (o abajo), 1/2 c. al Norte en la Colonia 4 de Mayo, No. 20. León de Nicaragua. América Central.

En este barrio vivió el Dr. José Madriz, ex-presidente de Nicaragua (21/12/1909 a 19/8/1910.), que con la caída de José Santos Zelaya le sucedió en la presidencia. 

En este barrio se fundó el Primer Taller de Pantalones de Remache de Fernando Quintanilla Mena.

Vivió el notable abogado Dr. Adán Zapata Martínez.

Aquí vivió también Carlos Núñez Téllez, uno de los comandantes del FSLN y Padre de la Constitución de Nicaragua, en la historia reciente (a partir de 1979).

En este Barrio funcionó EL Mercadito de Zaragoza. El  Rastro Municipal Occidental de Ganado Menor (hoy es la Escuela 'José Madriz'). La casa donde nació el Dr. Madriz, está enfrente (costado norte) de la escuela.  Y esquina opuesta al rastro de ganado menor, estuvo instalado un famoso taller, el primero en confeccionar los “Pantalones de Remache” de doña Bertilda vda. de Quintanilla.

Existe en esta Barrio, una esquina famosa. El Chinchunte", ubicada del Colegio La Salle (antes Beato Salomón), 1 c. al Oeste.  De la 'esquina' de La Salle, unas 10 a 15 vrs. en la acera del colegio (hacia abajo), se venden los tacos famosos. Y si seguimos hasta la esquina abajo, está "El Chinchunte”. Esta palabra es de -Origen de la lingüística hondureña-. Hay 2 versiones, leonesas....

 ─1ra.: Que así le decían a Tomás Ardila, dueño de unos billares y cantina que vivía en la esquina, sur oeste. Era bajito, gordito. Se le criticaba... pero era asunto de él. ─2da.: Que en la Esquina enfrente de Ardila, (sur este), al dueño le decían "Chinchunte". Y hay una 3ra.: me parece, que es de la F. Vanegas.

 Chinchunte quiere decir:... [Dicho de alguien] que es débil y no puede hacer esfuerzos.

 Con la consideración de ustedes, presento otra versión, podría ser la 4ta.: En entrevista que le hiciera a Fernando J. Núñez López, fundador de la Biblioteca "Santiago Arguello", me dice: A finales del siglo XIX y el comienzo del XX, vivió un señor gordito, Dn. Isidoro Elías Baldelomar, del antiguo Colegio Beato Salomón, La Salle, 1c. abajo (oeste), en la esquina que años después viviría Tomás Ardila (que fue billar y cantina. en la esquina suroeste), era bajo y gordito, de varios oficios, pero en especial Barbero. Usaba chaleco y andaba descalzo, siempre con un puro, y sólo cuando iba al centro (a 4 c. al este) usaba sandalias. Era apreciado por sus vecinos. Nunca se ofendió por su sobrenombre y los más cercanos, le llegaron a decir "chinchuntillo".

Ahora, el canta-autor, Carlos Mejía Godoy, en su canción "La Tula Cuecho", menciona al Barrio de Zaragoza.

Su Iglesia, la comenzaron a construir en 1884, otros dicen que fue 1886. Y hay quienes afirman que se concluyó su construcción en 1934, por Monseñor Salmerón. Según documentos gráficos, la iglesia tenía otra forma de construcción, la que fue demolida, para dar paso a la construcción actual. Según los entendidos dicen que tiene diferentes estilos arquitectónicos: de inspiración románica con resabios medievales.

Sí. A mí me parece como un pequeño castillo.

Edmundo Icaza Mendoza